Del 5 al 7 de agosto el Gobierno Autónomo Municipal de Baures y la Asociación de Productores y Recolectores de Cacao de Baures AREPCAB, junto a la población de las comunidades rurales y de la zona urbana del municipio de Baures, llevaron adelante la VI Feria de la Tradición Baureña.

Juan Agreda Moreno, Alcalde del municipio, durante el acto de inauguración, resaltó que el objetivo de la feria es el de “Facilitar la promoción, comercialización y fortalecimiento de las organizaciones productivas del municipio de Baures, logrando el desarrollo económico local, a través del uso de herramientas de apoyo a la búsqueda de nuevos mercados”.

El cacao es uno de los productos agrícolas con mayor demanda actual en el mercado nacional e internacional. Su industria genera ingresos significativos a nivel mundial (80 billones de dólares anuales). Bolivia es uno de los pocos países en el mundo que posee importantes superficies de cacao silvestre (13.500 ha de rodales), que se desarrollan en los bosques del piedemonte y la llanura amazónica. Su aprovechamiento ha sido realizado tradicionalmente por familias de los pueblos indígenas, principalmente de La Paz y el Beni. En el norte de La Paz, varias comunidades cuentan con rodales de cacao silvestre, los más significativos son los de Carmen del Emero, ubicados en las proximidades del río Beni.

El cacao producido por la Asociación de Productores Agroforestales de la Amazonía Boliviana (APARAB) con sede en el municipio de Riberalta, fue distinguido recientemente el título de "Cacao de Excelencia" en el Salon Du Chocolat de París, Francia, y destacado entre los 15 mejores cacaos del mundo entre 219 muestras en concurso. 

"Lo que se trabajó desde el CIPCA fue desde un enfoque agroecológico de apoyo a la producción, rescatando las variedades nativas y junto con las comunidades implementar los sistemas agroforestales diversos dentro de los cuales, el cacao es un componente importante porque además tiene una proyección comercial muy interesante", afirmó Nordgren. 

El trabajo se tradujo en una base importante de producción que abarca a más de 500 hectáreas de cultivos de cacao, y que es complementado con cacao silvestre, una variedad de cacao que crece de manera natural en los bosques inundadizos y bajos de la Amazonía.