El cacao producido por la Asociación de Productores Agroforestales de la Amazonía Boliviana -APARAB, una organización de productores de cacao con sede en Riberalta – Beni, que trabaja con el apoyo de CIPCA desde hace varios años, fue premiado dentro de los 50 mejores a nivel mundial durante la celebración de la 15 versión  del“Premio Internacional del Cacao 2013”  celebrado en el Salón du Chocolat en París el pasado miércoles 30 de octubre. Con este premio la APARAB logró posicionar el nombre de Bolivia como país productor de uno de los mejores cacaos del mundo.

El “Premio Internacional del Cacao 2013”, ICA por sus siglas en inglés, es un evento creado por el Salon du Chocolat, el CIRAD y Bioversity International, evento que este año se realizó en Francia. Tiene los objetivos de facilitar las relaciones de colaboración entre los productores de calidad y chocolateros artesanos o industriales; crear conciencia de la calidad, la diversidad y la riqueza de los orígenes del cacao entre todos los interesados ​​en el sector del cacao y potenciar la capacidad de los países productores para buscar, evaluar y producir cacao de calidad.

La Cámara de Senadores aprobó hoy el proyecto de ley que declara de prioridad nacional la protección de áreas de cacao silvestre y el fomento a la producción de cultivos agroforestales en el país.

La norma tiene el fin de promocionar la producción, industrialización y comercialización del cacao, para garantizar la soberanía y seguridad alimentaria, enmarcados en las políticas nacionales del Vivir Bien.

Una vez promulgada la ley, el gobierno plurinacional, en coordinación con los gobiernos autónomos involucradas, desarrollará políticas, planes y programas de aprovechamiento y desarrollo sustentable e integral del cacao, precautelando su conservación y su protección.

Además, desarrollarán planes y programas de recuperación de áreas silvestres afectadas, coadyuvando a la revalorización de saberes ancestrales y locales, así como la denominación de origen de cacao silvestre.

La Asociación Ecológica de Cacao Amazónico de Rurrenabaque (Asecar) vende  87 quintales del grano al año a la empresa El Ceibo, según Nicolás Camacho Quispe, secretario de Comercialización de la entidad.

Éste es otro de los proyectos que apoya la Fundación Puma Fondo Ambiental (FA). La inversión es de Bs 856.457 en 11 comunidades del municipio (carretera a Yucumo), que beneficia a 85 familias interculturales. El 80% de ellos proviene de La Paz, Oruro, Potosí y Chuquisaca, y el resto son habitantes del lugar.

Abraham Canasa Anagua, presidente de Asecar, sostuvo que el  objetivo del emprendimiento es la producción de dos variedades de cacao orgánico: criollo e híbrido para la comercialización en el mercado local. Además se apunta a proteger la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen (TCO) Pilón Lajas, con la rehabilitación de áreas utilizadas para el cultivo de cacao en sistemas agroforestales para la conservación de los ecosistemas.