El país percibe más de dos millones de dólares por la exportación de este producto. 

Actualmente, Bolivia es reconocida como el mayor productor mundial de cacao orgánico en la región de Alto Beni. El departamento de La Paz tiene el 90 por ciento del cacao cosechado en Bolivia y representa el 98 por ciento de las exportaciones del sector y sus derivados.

En los anteriores años, el mercado nacional aumentó su exigencia por un buen chocolate, y por tal motivo aprecia que un producto tenga buena cantidad de cacao, al ser agradable al paladar.

A mediados del año pasado, el mercado internacional del cacao atravesó algunas dificultades en el abastecimiento de esta materia prima, ya que Costa de Marfil, el mayor productor de este grano en el mundo –actualmente produce el 38% del total mundial – además de los problemas políticos que viene enfrentando hace muchos años, enfrentaba también problemas climáticos que dificultaron el transporte a los puertos de exportación.

Esto ocasionó un alza en los precios internacionales que sobrepasaron los 3.000 dólares por tonelada, un record en los últimos cinco años, según datos de la Organización Internacional del Cacao (ICCO), pero que luego fueron bajando hasta llegar a los 2.000 dólares por tonelada. Para febrero de este año ya se registró un promedio de 2.600 dólares por tonelada, lo que nos muestra que pese a la crisis económica que se vive en el mundo, la demanda de este producto sigue aumentando, tanto que la misma ICCO estima un incremento de la demanda mundial de cacao de 3.7 millones de toneladas para el 2008 a 4.2 millones de toneladas para el año 2011, y para hacer frente a esta demanda creciente, la producción mundial de cacao en grano también está aumentando paulatinamente y cada vez se están abriendo nuevos mercados para los países productores.