La Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao (Copracao) elabora con el Gobierno una política nacional para el desarrollo del sector basada en cinco ejes, la cual ya tiene un avance del 90%.

La ampliación de la frontera agrícola cacaotalera, la innovación tecnológica, el valor agregado, la ampliación de mercados y la capacitación de recursos humanos son los principales requerimientos de los más de 1.000 productores afiliados a Copracao, informó el presidente de la organización, Mario Choque.

“Las políticas asumidas siempre deben ir de la mano de la naturaleza. En la cumbre agropecuaria se pidió que se respeten los rodales de cacao y que su plantación pueda incrementar a 55.000 hectáreas dentro el plan quinquenal y la agenda 2025”.

Con la misión desarrollar actividades agropecuarias e industriales, prestación de servicios financieros, bienes raíces, salud, educación y asistencia técnica; con ética transparencia y eficiencia, bajo principios de unidad, sostenibilidad, justicia social y equidad; con recursos humanos propios bajo la filosofía del cooperativismo y satisfacción de las necesidades de las cooperativas afiliadas, el desarrollo integral de la región y el país, abasteciendo los requerimientos del mercado nacional e internacional trabaja El Ceibo y con ello ha llegado a contribuir en la producción de cacao que representa el 65% de los ingresos de las áreas rurales de Alto Beni, donde esta central de cooperativas tiene el 80% de la producción.

El Ceibo es una Central Regional Agropecuaria Industrial de Cooperativas Ltda. de productores cacaoteros que trabajan enmarcados bajo la Ley de Sociedades Cooperativas de Bolivia. Está ubicada en la Localidad de Sapecho Alto Beni de la Provincia Sud Yungas del departamento de La Paz. Tienen afiliadas 49 cooperativas de base distribuidas en toda la región del Alto Beni, en las Provincias Caranavi, Sud Yungas y Larecaja del Departamento de La Paz. Durante la gestión 2008 al 2011 se conformaron nuevas pre cooperativas en la Provincia Ballivián Beni, y Ayopaya del departamento de Cochabamba, aglutinando a más de 1500 familias socias y otras asociaciones de productores de cacao orgánico que están en proceso de integración a esta entidad.

Los conocimientos aprendidos en la vida por productoras y productores sobre el cultivo de cacao fueron reconocidos con la certificación de competencias por el Sistema Plurinacional de Certificación de Competencias (SPCC), en cumplimiento al artículo 82 de la Ley Avelino Siñani-Elizardo Pérez.

El SPCC, dependiente del Viceministerio de Educación Alternativa y Especial, del Ministerio de Educación entregó 95 certificados a los productores de cacao orgánico en Sapecho, localidad distante a siete horas de la ciudad de La Paz.

Según testimonios de experimentados productores este mágico grano, que gracias a un proceso se convierte en el conocido chocolate, es sometido a variados procesos de polinización, injertos y delicados cuidados para promover su rendimiento y producción orgánica, muy apreciada en mercados externos.