El Ceibo exportó en 2014 solo dos de los seis productos que usualmente envía al exterior como consecuencia de la falta de materia prima ocasionada por el hongo moniliasis, informó el gerente general de la empresa comunitaria, Felipe Sandoval.

La cartera de productos exportables de El Ceibo está compuesta por el grano, la cáscara, licor, manteca, cocoa y chocolates finos de cacao, los cuales están elaborados con quinua, amaranto, pasas y otros alimentos.

“El año pasado hemos dejado de exportar gran parte de nuestros productos. Solo pudimos vender dos de seis productos: la cáscara del cacao y la manteca”, dijo Sandoval a La Razón.

Tras casi cinco años de su primera aparición en el norte paceño, el hongo moniliasis afecta ya al 65% de las plantaciones de cacao de Alto Beni, principal productor del país, y causó la reducción del 80% de las exportaciones bolivianas de chocolate.

Desde junio de 2011, la  enfermedad afecta a los cacaotales de Sapecho y Palos Blancos, además de otras regiones aledañas a Alto Beni (norte de La Paz), municipio que produce entre el 65 y el 70% del cacao de Bolivia, según Felipe Sandoval, gerente general de El Ceibo, empresa comunitaria conformada por al menos 1.300 familias altobenianas productoras de cacao.

El 31 de octubre de 2012, el Ministerio de Desarrollo Rural emitió la Resolución 134/2012, que exige al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) declarar emergencia fitosanitaria en todo el territorio nacional por la “moniliasis del cacao” que se expandía en el norte paceño. Según la disposición, si no se establecían varias medidas de contención, la plaga podría llegar en poco tiempo al “61%” de las plantaciones de cacao de Alto Beni.

Actualmente, “entre el 60 y el 65% de los cultivos (de cacao) de esa región están afectados por la plaga”, informó a La Razón el coordinador Nacional de Programas del Senasag, Felipe Colque. “Se han tomado las acciones que corresponden en materia de vigilancias y cuarentenas para que esta enfermedad no se expanda a otras regiones”, agregó.

El director de Pro Bolivia, Oscar Alcaraz, informó el miércoles que esa institución impulsa la transformación del cacao en Bolivia con casi 3 millones de bolivianos a través de tres proyectos que beneficiarán a más de dos mil familias productoras y recolectoras de cacao en La Paz, Cochabamba, Beni y Pando.

"Los tres proyectos demandan una inversión de parte de Pro Bolivia de casi 3 millones de bolivianos (Bs 2.954.065) financiados con apoyo de la Unión Europea que benefician a más de dos mil familias, entre productores y recolectores de cacao, por lo que nos constituimos en líderes en la transformación del cacao en el país", explicó.

Alcaraz precisó que el proyecto 'Amazonía Productiva y Competitiva',  beneficia a la Asociación de Productores Agroforestales de la Región Amazónica de Bolivia de Pando y Beni; y el de 'Transformación Artesanal del Cacao en Chocolate en el Trópico de Cochabamba', beneficia a la Asociación Unión de Organizaciones de Productores de Cacao de Cochabamba.