Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 3827

CIPCA / 20 de julio de 2016.- El pasado miércoles 13 de Julio en la Honorable Alcaldía Municipal de Baures del departamento del Beni fue aprobada la Ley No. 017 “Ley Municipal de Apoyo y Promoción a la Producción, Recolección y Protección del Cacao Amazónico Boliviano Producido en Baures” por el Honorable Concejo Municipal en pleno. Juan Ágreda Moreno, Alcalde municipal de Baures promulgó la Ley el mismo día. Esta norma redactada de forma participativa ya que en su elaboración intervino  toda la población baureña a través de un Comité Impulsor.

 

La Ley advierte diferentes riesgos o amenazas externas como la sequía, los incendios forestales y la deforestación. A su vez establece mecanismos para su mitigación. Las más de 8.000 hectáreas de islas de cacaotales silvestres que existen en Baures son aprovechadas por la colectividad baureña gracias al sistema de producción y cuidado que la misma población otorga a este recurso natural valioso. Baures es un ejemplo a seguir para otros municipios que piensan en la colectividad, protegiendo y valorando los potenciales del bosque.

Esta Ley municipal refuerza la cultura misma de la región y su relacionamiento con la naturaleza y sus creencias ancestrales fortaleciendo un potencial existente en la zona donde la población cuida, maneja y aprovecha sosteniblemente el cacao, como un patrimonio legado por sus antepasados, con fines de recolección. Brinda también un servicio ambiental importante que contribuye a la manutención de la biodiversidad y resguardo de la fauna silvestre amazónica y revalorización de la genética del “cacao silvestre amazónico boliviano”, en miras de la sostenibilidad.

La Ley Municipal contiene importantes beneficios para la población baureña, porque la recolección del cacao silvestre tiene importancia en la economía de Baures.  Desde tiempos ancestrales en los escritos jesuíticos se menciona que por cada niño indígena nacido vivo en el Gran Mojos, esa familia debía cultivar 100 árboles de cacao, época en la que el comercio de cacao era realizado en la ciudad de Santa Cruz por los mismos jesuitas.