Imprimir
Categoría: Noticias
Visto: 1275

 

CIPCA / 07 de junio de 2017.- En la comunidad Santa Rosa del Apere, municipio de San Ignacio de Mojos de Beni, los días 4 y 5 de junio del presente se realizó el primer entrenamiento productores, hombres, mujeres y jóvenes en manejo integral de Sistemas Agroforestales (SAF). Esta actividad es parte del programa de formación y capacitación del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), en el cual participaron 35 productores y productoras agroforestales del Territorio Indígena Multiétnico (TIM) y del Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI), quienes tienen sistemas agroforestales implementados, de los cuales obtienen productos para el consumo familiar y logran generar excedentes para su comercialización.

El objetivo del taller es fortalecer los conocimientos, técnicas y habilidades de hombres mujeres y jóvenes para mejorar la productividad de los SAF, aplicando acciones de manejo y gestión de riesgo que sean planificadas y ejecutadas eficientemente y acorde al calendario productivo de cada región.

En la capacitación se consideraron los criterios técnicos para realizar cada una de las actividades de manejo integral con énfasis en las limpiezas, podas en general, control de enfermedades y plagas, aplicación de abonos orgánicos, manejo del suelo, así como la capacitación en las principales técnicas de injerto en cacao.

Los jóvenes y mujeres mostraron especial destreza para injertar, siendo el cacao el cultivo principal de los SAF, se han planteado compartir e incentivar a otros jóvenes de sus comunidades para mejorar la productividad de sus plantaciones.

Un tema que fue analizado entre los productores, es el relacionado a la gestión de riesgo; cada año la producción de las comunidades es afectada por diferentes eventos climáticos adversos que generan grandes pérdidas, tanto en la producción como en la calidad de los productos, por un lado, la sequía se asocia con los incendios forestales, del mismo modo las fuertes y frecuentes lluvias además de las inundaciones generan pérdidas, dificultan y encarecen el transporte de sus productos a los mercados.

El optimismo por la producción diversificada es algo que anima a los productores a ir avanzando, por lo que se espera contribuir y potenciar la producción de los SAF para que continúe aportando a la seguridad alimentaria y a la generación de recursos económicos, al igual que sus diversos beneficios sociales y ambientales.